Elettra-lamborghini-buena

Elettra Lamborguini, la bellísima italiana de bonitas orejas cargadas de diamantes, que tanta huella dejó en GH VIP, tiene algo que ver con Antonio Banderas. Por ella, perdón, por su familia, más concretamente por su abuelo, luce en los últimos tiempos Banderas el finísimo bigote y la perilla junto con el pelo peinado hacia atrás con el que deslumbró en Cannes.

Antonio Banderas, con un look de galán a lo Mastroianni muy Dolce Vita ofrece ese aspecto, cuentan, por necesidades del guión de su próxima película: una biografía sobre Ferruccio Lamborghini, el fundador de la dinastía, el culpable de que Elettra pueda vivir una despreocupada vida entre reality y reality.

Ferruccio, ya fallecido, es el padre de Tonino Lamborghino, padre de Eletrra, el hombre que casi sufre un síncope en un plató por defender a su hija. Mucho más frío y cerebral era el constructor de los coches del toro, en cuya vida está basada la película Ferruccio Lamborghini, la leyenda.

Nicole Kimpel, a juzgar por lo cariñosa que se mostró con Antonio Banderas en Cannes, está encantada con el aspecto de su pareja.

El abuelo de Elettra, a quien dará de nuevo vida en la gran pantalla Antonio Banderas, montó el Imperio Lamborghini desairado por una ofensa del dueño de Ferrari.

Ambicioso, constante, inteligente, Ferruccio vino al mundo en una pequeña ciudad de la provincia de Ferrara el 28 de abril de 1916. Fabricaba tractores, máquinas de aire acondicionado, calefactores… Cuenta la leyenda que fundó su empresa de autos tras discutir con Enzo Ferrari, el dueño de Ferrari.

Tenía un coche de esa marca y fue a protestar a Enzo Ferrari porque le rascaba el embrague y algunos de sus componentes, al analizarlos, eran iguales que los que usaba en sus tractores. Enzo se enfadó y con muy malos modos le dijo al abuelo de Eletra Lamborghuini que “un fabricante de tractores no me va a enseñar cómo hacer coches deportivos”. Lamborghini se sintió ofendido y para vengarse, cuenta la leyenda decidió “construir un coche mejor que un Ferrari”.

Ahí comenzó la historia de la marca de coches. El toro fue el símbolo elegido por Ferruccio para embestir al caballo de Ferrari. Uno de los modelos más famosos se llama Miura, el nombre de la ganadería y encaste más célebre de España. Y el primer apellido que se ha puesto en Instagram la bella Elettra.