gloria camila se sincera

No hay duda de que la hija de la fallecida Rocío Jurado y José Ortega Cano está siendo todo un gran descubrimiento.

Gloria Camila se ha estrenado en el canal de IGTV de Instagram compartiendo con sus más de 700.000 mil seguidores cual fue su peor momento y uno de sus mayores secretos, su pérdida de peso. Y es que, desde su salto a la fama y su paso por el reality de Supervivientes, la influencer y colaboradora televisiva ha adelgazado más de 10 kilos.

«Desde pequeña he sido siempre muy delgada, he sido un palillo, nunca he tenido esa obsesión por adelgazar o tener buen cuerpo, hasta los 18 años. Cuanto tenía 19 años pasé una mala época por el accidente de mi padre y los problemas de mi hermano, entonces me lo comí todo. Me quedé prácticamente sola, fue una época muy mala, fue dañina tanto emocional como física. No sabes cocinar y vas a lo rápido, lo que engorda, también sales de fiesta», ha comenzado explicando. Para ella fue un palo muy duro que la llevaron a pasar por una pequeña depresión y en la que engordó más de 10 kilos en dos meses y medio. «De pesar 49 o 50 kilos llegué a pesar casi 65», confiesa.

A pesar de su habitual discreción, la hija del diestro ha explicado cómo ha vuelto a su peso, ha perdido volumen y ha tonificado su cuerpo. Tal y como ha relatado, Gloria Camila decidió acudir a un nutricionista para mejorar su estilo de vida tras su paso por Supervivientes 2017. La influencer reconoce que en el reality perdió 8 kilos, pero seguía teniendo complejo por todos los kilos que había engordado, así que tras salir del concurso se puso en las manos de un experto.

«Fui a un nutricionista y me dio unas pautas de comida, fui adelgazando peso y volumen, y acabé en una talla 34, en una S», explica Gloria, quien cuenta que ahora tiene una talla XS o XXS de pantalón y S o M de la parte de arriba. No solo el nutricionista y las dietas depurativas, Gloria ha confesado que la maderoterapia (técnica en la que a través de un masaje se tonifica el cuerpo y combate la celulitis) junto al pilates, fue su gran descubrimiento, ya que le ayudaron a definir su cuerpo y sus músculos.

Además, Gloria asegura que también adelgazó cuando lo dejó con Kiko Jiménez. «Mi estómago por los nervios, el estrés y todo lo que acumulas se cerró. Durante tres semanas o así comía muy poco porque mi estómago no aceptaba más comida. Dicen que la mejor dieta es dejarlo con tu pareja y estoy de acuerdo», comenta. Eso sí, a día de hoy, sigue dándose algunos caprichos a su cuerpo, ya que sigue comiendo palomitas en el cine, bebe refrescos o toma su copita de vino blanco los fines de semana.

Antes de finalizar el vídeo, Gloria Camila ha dejado claro que gracias al ejercicio y a la buena alimentación consiguió estar más a gusto con su cuerpo, aunque puntualiza. «No podemos vivir acomplejadas, asustados o tímidas. Yo he sido igual de feliz con 15 kilos de más que con 15 kilos de menos. » «Ahora peso 48,5 kilos, pero lo importante es quererte, cuidarte y ser feliz contigo mismo», ha concluido el vídeo.